Arnau Llopis


Quiero ser esa persona que con el paso del tiempo os ayude a recordar vuestras historias, esos momentos para el recuerdo únicos.

Para mí es muy importante que me conozcáis antes de poneros en contacto conmigo. Quiero que sepáis que no soy una cosa más que tachar de vuestra lista de bodas, voy a formar parte de vuestra historia y voy a ser el afortunado de contarla, de capturar vuestras emociones. Me dejaré embargar por vuestros sentimientos, me contagiaré de vuestra felicidad, sois mis novios y mis novias.

Soy Arnau Llopis y un día decidí ser contador de historias felices, yo no hago fotos, yo cuento HISTORIAS. Mi estilo como podréis comprobar, se escapa de la fotografía tradicional. No me gustan los posados ni las fotografías sin sentimiento, me encanta que todo transcurra de la manera más natural posible, prefiero que seáis vosotros mismos. Y que el día de mañana os reconozcáis en cada gesto, en cada beso, en cada sonrisa.

Mi pasión por la fotografía surge de muy pequeño, un día un fotógrafo de la ciudad donde vivo le dijo a mis padres que de mayor sería fotógrafo, (no iba mal encaminado, según me cuentan esto se debe a que mis fotos de cuando nací y las de mi bautizo nunca vieron la luz y por ello aquel señor predijo mi futuro).

Comencé a capturar mis primeras fotografías con una cámara de mi padre en casa. La de carretes y carretes que llegué a gastar.
Después del instituto decidí formarme en la escuela de fotografía, y más tarde hacer el grado en comunicación audiovisual. Sé perfectamente que para llegar a ser un buen fotógrafo no hace falta todo este camino ni hacía falta ir a ningún tipo de clases, ni cursos… La fotografía se lleva dentro, se nace con ello, y se perfecciona con la experiencia y con los años.
Me gusta la fotografía con alma y llena de detalles la fotografía de boda, la fotografía familiar, la fotografía de las HISTORIAS. De las historias sí… ¿Qué hay peor para una persona que olvidarse de sus historias? Yo quiero ser esa persona que con el paso del tiempo os ayude a recordar vuestras historias, esos momentos para el recuerdo únicos.

Os digo esto porque os aseguro que con el tiempo os olvidáis de muchas cosas o bien no lo recordáis perfectamente, tales como el momento del si quiero, la mirada de felicidad al ver a tu pareja llegando al altar… Mi cometido es que siempre lo recordéis.
Ahora que ya sabéis algo más sobre mi, sólo falta que os conozca yo a vosotros, me encantaría que me contarais vuestra historia para poder plasmarla de la mejor forma que os merecéis.